El desayuno del artista

Hollywood 1927

Tras una exitosa noche de estreno, el flamante actor George Valentin (Jean Dujardin)  se dispone a desayunar en bata de seda compartiendo mesa con su mujer (Penelope Ann Miller) quien lee el Variety. La apertura de la típica escena de desayuno nos muestra el titular del periódico:  Who’s that girl? y una fotografía del galán junto a una desconocida aspirante a actriz que provoca las suspicacias de la esposa. La publicación se convierte en una especie de presagio y nos adelanta el ascenso de la anónima artista, Peppy Miller (Bérénice Bejo), quien acabará convertida en una estrella del cine sonoro frente a la caída del mítico actor de cine mudo.

L

a liturgia hollywoodiense del desayuno de las grandes estrellas se plantea como un territorio donde discernir las relaciones matrimoniales a la luz del día frente al artificio de la alfombra roja. Como dijo el escritor Gabriel García Márquez, el problema del matrimonio es que termina todas las noches y debe reconstruirse todas las mañanas antes del desayuno. El protagonista del film, convertido en un híbrido entre Douglas Fairbanks, Max Linder y Rodolfo Valentino, conoce bien la lección e intenta quitarle hierro al asunto en un delicioso gag humorístico con su inseparable Jack Russel y un helado. Más tarde, la película vuelve con la escena del desayuno para marcar la evolución de la relación conyugal en un claro guiño a Citizen Kane (Orson Welles, 1941).

L

a película dirigida por el cineasta francés Michel Hazanavicius se convierte en un homenaje al Hollywood de los años 20 y muestra perfectamente el mecanismo de creación de mitos del star system. Vidas glamurosas, estrenos, grandes fiestas, mansiones lujosas… proyectadas sobre los periódicos de la mañana.  Edgan Morin en su obra Les Stars definió perfectamente la condición de heroínas/héroes mitológicos de los intérpretes cuya arma más poderosa es el amor como artilugio de divinización.

D

e hecho, será Peppy Miller, en una inversión de los roles clásicos, quien a través del amor rescatará del Hades a George Valentin para convertirse en los nuevos protagonistas-estrella del cine. Y por supuesto, no puede faltar la escena del desayuno de la nueva pareja, esta vez en la cama. Ya lo dijo Rita Hayworth, otro gran mito del Olimpo hollywoodiense:

¿Quién no preferiría desayunar en la cama a levantarse al amanecer y tomar una taza de café en el departamento de maquillaje de un estudio de cine?

text

Fran Ruvira

@franruvira

text & illustration

Vincent Moustache

@vincentmoustache

...
Back

Your cart

0

No products in the cart.

Total
0
Checkout
Empty

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!

error: