El momento paella 2

PAELLA IS BACK

L

a semana pasada hicimos un aperitivo de lo que es “realmente” la paella EN ESTE LINK PRIMER CAPÍTULO, una pequeña gran fiesta de cocineros amateur. Y no, ante vuestros comentarios sobre “No has publicado la foto de una paella”, no voy a publicar la foto de la paella al detalle para que em vengáis con “se nota que la bajoca es congelada” o “decoras fatal con el pimiento”… ai… cuánto trabajo tengo… hahah. Volvamos a los fogones, HOY seguimos con el proceso: ¿Que pasó con los comensales mientras los chefs estaban metiendo el cucharón en el paellón? También, en el proceso de escribir y publicar esta serie de artículos, he despertado el interés de mis amigas, especialmente de Teresa i Mercè. Ellas publicaron un libro de recetas con la receta tradicional por excelencia i no me podía resistir a publicarla. Yo no soy experto, ellas sí, y prepararos para flipar. La receta tradicional de paella no lleva Nutella pero… QUE ARDAN LA REDES porque para anda esperas el ingrediente que puede llevar (o varios de ellos incluído mundo animal, en la paella se come toda la huerta, literalmente…). La he puesto al final par que así tengas que leerte todo mi precioso artículo… buahahaha… Hoy me ha salido un artículo algo largo, pero delicioso, como la preparación de una paella. Venga, ¡Al lío!

 

A continuación, más “Paella Moment”.

¡CUCHARAS ARRIBA!

MIENTRAS TANTO…

L

os comensales habrán empezado con un aperitivo. Es posible que en el mismo momento estén cortando y preparando algunos ingredientes que se incluirán luego en la paella. Nadie te va a decir la verdad de este momento, pero aquí la tengo en exclusiva para ti: El aperitivo es en sí la comida, esta es la verdad que nunca van a reconocer. El aperitivo son horas de espera, famélicas, bebiendo y comiendo de forma intermitente pero constante. Por más que comas aperitivos, sigues teniendo hambre. Cuando la paella llega, tu estomago está lleno de patatas fritas, snacks varios, aceitunas, embutido, jamón, queso, pan con algo y bebidas con gas, en algunos casos incluso con alcohol. Todo esto no quita que no renunciarás a tu ración de paella seguida del postre y el café.

Todos para la paella y una paella para todos

M

i imagen favorita de la paella es cuando se sirve. Recordemos que es nuestro momento de comunidad por excelencia. La paella, una vez hecha, nos gusta presentarla y que le suban el ego al líder. Entre dos personas se sujeta, una persona sujetándola por cada asa, y se acerca hasta los comensales. Aplausos. En mi visita a mi tía, recordemos que era un concurso de paellas. La tuvimos que llevar por los aires unas 7 manzanas (manzanas de un barrio de España, no de Nueva York… pero aún así…) hasta el jurado y volver.

Vuelta con los comensales, presentada la paella – no siempre pero normalmente – se deposita en una punta de la mesa previamente preparada con un salvamanteles (si es en el monte o en una casa rural, el salvamanteles pueden ser ladrillos o azulejos). No se suele ser estricto en protocolos respecto a las plazas que ocupan los comensales, pero… hay zonas VIP. Se pregunta: “¿Quién quiere comer directo de la paella?” Como lo lees. Los valencianos comen directamente del paellón, pero no caben [email protected] A [email protected] tampoco les gusta esta práctica. La mesa se divide entonces entre [email protected] y gente ordinaria con plato.

E

n ese momento sigue la actuación: servir los platos. Es como una danza improvisada con platos en la mano. Una persona sirve la paella con esa cuchara gigante que parece un renacuajo metálico (O un espermatozoide. Imagen mental: Nunca había comparado el cucharón con un espermatozoide y el paellón con un óvulo… ¿Otra representación de la abundancia y la fertilidad? … se me va) Volvamos, una persona sirve la paella con esa cuchara gigante y otras personas alrededor llevan los platos arriba y abajo hacia la mesa. Cada plato sigue el gusto en cantidad e ingredientes de cada comensal (Se sirve más carne a quien prefiere carne, más verdura quien prefiere verdura, con socarrat, sin socarrat… etc) y entonces llegan las preguntas y los malentendidos: “¿Este es para el tío?” “¿Quién no quería alcachofa?” “Ese no es para Gerard, es para Mari… da igual, déjaselo”. El volumen de voz suele ser alto. El socarrat, que mencionaba antes, es la parte baja del arroz que está cocida más cerca a la superficie del paellón que, en consecuencia, se ha quemado más. Es decir: Socarrat = 5 mm de comida quemada. Un buen líder de paella es aquel que sabe hacer socarrat sin quemar el resto del arroz. Sin socarrat, nunca serás un buen líder y tu paella nunca será famosa. Si te pasas de socarrat, tu paella será famosa… en el mal sentido. Repetimos: Socarrat = 5 mm de comida quemada.

Trolls culinarios

U

na mujer de USA publicó en su cuenta de Facebook una foto de su receta y la llamó paella. Era una paella curiosa, cocinada con ingredientes muy diversos y sin el orden que le ponemos nosotros. Otros usuarios empezaron a hacerle bullying, con comentarios con mucho humor pero completamente faltos de respeto. Me llegó esta historia como un meme, debo reconocer que me reí. Entonces busqué a esta mujer en Facebook y descubrí que había borrado su post. NADA ME PARECE TAN TRISTE. Esta mujer sufrió un ataque colectivo de odio y el odio ganó. Queridos trolls:

O1

Se puede ser gracioso sin faltar al respeto ni incitar a otros a ser malvado.

O2

A los valencianos se les reconoce su maestría y su invención, pero las recetas no pertenecen a nadie ni a ninguna región en exclusiva. Un ejemplo equivalente serían los Italianos y sus pizzas.

 

O3

La paella se puede adaptar y personalizar y seguir siendo llamada paella, como le pasa a las tortillas, los crêpes, los burritos… etc.

 

En mi opinion, siempre es mejor el intercambio cultural y la evolución. La primera paella de la historia a saber de que estaba hecha… La gente de aquí suele llamar a lo que hacen fuera de la paella tradicional “arroz con cosas” y se enfadan mucho si saco el tema. Creo que es más inteligente observar y, si alguien mejora algo, sea lo que sea, copiar la idea y mejorar lo tuyo… ahí lo dejo…

De todas formas, haga lo que haga la gente, no se justifica un linchamiento público.

Sigamos con la fiesta

D

ejemos el mal rollo y volvamos a la fiesta. Recordemos que la paella de mi tía formaba parte de un concurso del barrio. ¿No te has preguntado esta última semana sobre el resultado final? ¿Quién ganó? ¿Te quieres reir? El ganador fue el presidente de las fiestas de los años anteriores y lleva ganando 3 o 4 años seguidos (Creo, perdón si no es así). Un final muy valenciano para una historia muy valenciana. Y aquí viene lo más esperado “LA RECETA” de la paella, la buenaaa.

Guiri ¿Are you ready?

LA RECETA DE LA PAELLA

Para 6 personas

INGREDIENTES

  • ½ conejo

  • ½ pollo

  • tomate

  • judías verdes

  • bajocons (Phaseolus lunatus)

  • 3 vasos de arroz

  • (opcionales: caracoles, pimiento rojo, alcachofas, tirabeques)

  • azafrán (o colorante alimentario)

  • sal

  • aceite

  • pimentón

  • agua

Elaboración

Poned aceite en la paellera y, cuando esté caliente, sofreíd la carne a fuego lento, asegurándoos de que queda bien dorada. Es una operación que hay que hacer sin prisas, porque el secreto de la paella está en el sofrito. Cuando la carne esté a punto, echad las judías en la paellera y sofreídlas también. Hay gente que, en compañía de las judías, sofríe un pimiento, normalmente cortado a tiras. Después añadís el tomate. Cuando veáis que está a punto, poned un poco de pimentón, removed los ingredientes de la paellera y añadid agua y, si queréis, los caracoles. (Si los ponéis congelados, se recomienda  hervirlos antes de echarlos en la paellera; el agua de la hervida no la debéis aprovechar.) Dejáis hervir el agua alrededor de media hora, hasta que la carne esté cocida. Rectificáis de agua si conviene, y ponéis la sal, el azafrán y los bajocons. Si es tiempo de alcachofas y queréis aprovechar la ocasión, ahora es el momento de añadirlas. También podéis recuperar una tradición bastante perdida: poner, al menos el día de San Pedro, varias peras pequeñas de la variedad conocida como “peras de San Juan”, que son las más pequeñas y las más tempranas (maduran entre la segunda mitad de junio y principios de julio). Las tenéis que poner enteras.

Echad el arroz y esparcidlo delicadamente con una paleta para que se reparta de manera uniforme. Si habéis decidido poner tirabeques, ahora es el momento. El arroz irá bebiéndose el agua, que volverá a hervir. Cuando veáis que no queda líquido, apagad el fuego. Mucha gente lo deja todavía unos segundos más porque les gusta un poquito quemado per debajo.

 

receta

Teresa Castelló & Mercè Font

texto

Josep Font

originalmente publicada

“En un plat rodetjat de muntanyes” (2018)

Trenca Timons Editors

 

Y hasta aquí la paella: Más que un plato, un lugar en común. Común a pesar de que seamos tan distintos entre nosotros y haya tantas paellas diferentes que, incluida discusión paellera, nos seguirá uniendo en el futuro alrededor de ella como lo ha hecho hasta ahora. Con todo esto, que no es poco, brindemos: Que siga la fiesta, que no pare nunca y que cada día sea domingo.

Feliz domingo querido croissant.

Disfruta, respira…

paella en las fotos

Carmen Ortega Caro

 

texto, fotos & ilustraciones

Vincent Moustache

@vincentmoustache

...
Back

Your cart

0

No products in the cart.

Total
0
Checkout
Empty

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!

error: